Publicado en Ciencia, Fotos

Fotografias científicas

DEPÓSITO DE COLORES, PREMIO NACIONAL DE FOTOGRAFÍA CIENTÍFICA 2007

En el reino vegetal es relativamente frecuente que las plantas almacenen en los tejidos diferentes compuestos de desecho procedentes del metabolismo celular que pueden llegar a cristalizar.

Al no poder ser eliminados por la planta quedan dentro de sus estructuras internas . Tal es el caso de los cristales de diversos compuestos fenólicos que forman parte de la resina de las coníferas y que se almacenan generalmente en la albura del tronco protegiendo a la planta frente a infecciones bacterianas y fúngicas.

La fotografía muestra una sección de leño de Pinus sylvestris en la que aprecia una gran concentración de estos cristales dispuestos en los tejidos del leño y orientados en la dirección del flujo de la savia.

Endofitos

Autor: Maria Salud Sánchez Márquez
Coautor: Iñigo Zabalgogeazcoa
Premio: Primer Premio en la categoría General. FOTCIENCIA 7

2005 – 2º PREMIO_mitosis cromosomas_Gloria Morcillo Ortega

Proyecto agua

Publicado en Ciencia, Fotos

En espera de vuelo: premio fotografía científica 2006

EN ESPERA DE VUELO, 2º PREMIO EN EL CERTAMEN NACIONAL DE FOTOGRAFÍA CIENTÍFICA 2006

Granos de polen de pino madurando en las anteras. Las flores masculinas de los pinos se agrupan en inflorescencias y presentan numerosos estambres que se disponen helicoidalmente.

En las anteras maduran los granos de polen que en pinos y abetos son muy característicos por tener dos expansiones laterales en forma de vesícula que favorecen su dispersión por el viento. De este modo, los granos de polen pueden permanecer en suspensión en la atmósfera y ser arrastrados miles de kilómetros.

La fotografía muestra una sección de varios sacos polínicos que contienen en su interior granos de polen ya maduros. En la muestra, teñida con hematoxilina-eosina se pueden distinguir claramente los núcleos, teñidos de rojo, en contraste con el color gris de las vesículas laterales o con el azul de las cubiertas y del citoplasma de las células polínicas.

Publicado en Ciencia, Genética

Adaptarse o morir: bacterias resistentes a los antibióticos

Vista previa del vídeo Adaptarse o Morir: bacterias resistentes a los antibióticos de YouTube

El incremento reciente en la aparición de cepas de bacterias multirresistentes a los antibióticos plantea un serio reto a la comunidad científica y a las autoridades sanitarias: la pérdida de eficacia de estos fármacos supondría para la salud pública una auténtica catástrofe. Una de las causas más importantes de este incremento es el abuso de los antibióticos (formas de adquisición de las resistencia, tipo de mecanismos de resistencia desarrollados por las bacterias, situación actual etc.).
 

 

Publicado en Artículos científicos, Ciencia, Origen y evolución de la vida

La ciencia nuestra de cada día: Resacas evolutivas

Paul Ehrlich 3.jpg

Paul R. Ehrlich (ver imagen), eminente entomólogo especializado en Lepidoptera, llama resacas evolutivas a los resultados -casi siempre catastróficos- ocasionados por el desfase entre las velocidades en la evolución cultural y la evolución biológica. Me explico.

Biológicamente somos una especie habilitada para sobrevivir a un mundo ya casi inexistente, pues nuestra evolución cultural ha transformado nuestra vida de manera vertiginosa y esto puede acarrear muchos problemas, veamos algunos.

Desde la década de los setenta los problemas ligados al embarazo han aumentado notoriamente. Desde el punto de vista biológico la mujer está habilitada para poder tener hijos desde los 14 años. Se sabe que el promedio de menstruaciones que tenía una mujer antes de salir preñada eran unas 20 o 25. Hoy en día, en países industrializados el promedio es de unas 200 menstruaciones -y sigue aumentando-. Tras esa prórroga las dolencias cada vez son más comunes. La única solución es emplear la medicina moderna.

Un segundo ejemplo. El humano está adaptado a vivir en pequeños grupos. A lo mucho de 100 personas. Este era el tamaño de los grupos de cazadores-recolectores que vivían en África. Hoy en día los conglomerados humanos son enormes. Por eso, según Ehrlich, seguimos respondiendo con temor y hosquedad en una turba de gente o bien perdemos nuestra identidad fácilmente. Así somos capaces de cometer -por el anonimato– actos de violencia infames.

Para que, biológicamente, estemos adaptados a este nuevo mundo tendrían que pasar muchas generaciones la única forma de superar las resacas evolutivas tiene que ser por medio de la educación y la misma cultura que nos ha llevado a estar en esta situación.

Para saber más

Rebolledo, Francisco, La ciencia nuestra de cada día, FCE, 2010
Ehrlich Paul, La explosión demográfica, Salvat, 1994
Nabhan Paul, Por qué a algunos les gusta el picante, FCE, 2006

Leer el libro

Publicado en Artículos científicos, Ciencia, Origen y evolución de la vida

Descubren el eslabón perdido entre las aves y los cocodrilos

El hallazgo, publicado en la revista Nature describe una criatura que vivió hace más de 245 millones de años durante el período Triásico. Carnívoro, de dos a tres metros de envergadura, cuello y cola largos, este animal caminaba a cuatro patas como los cocodrilos y no como pequeños bípedos que se suponían para este punto de la evolución.

Leer más en El Mundo

Publicado en Artículos científicos, Ciencia, Nutrición, Nutrición

El número ideal de frutas y verduras al día, según la ciencia

Hasta ahora, comer 5 porciones de frutas y verduras diariamente se consideraba suficiente para una buena salud. Sin embargo, una investigación llevada a cabo por la Escuela de Salud Pública del Imperial College de Londres (Reino Unido), la cantidad idónea son 10 porciones al día.

Leer más en Muy Interesante

 

Publicado en Artículos científicos

¿De verdad relaja el mar?

Su color y el ritmo acompasado de las olas, efectivamente, ejercen un poderoso efecto calmante. Te contamos por qué.

El efecto sedante del mar ha quedado reflejado en el arte, la decoración de los hogares e incluso en la elección del lugar para pasar las vacaciones, pues es el entorno preferido por más personas para relajarse. Existen varias razones para ello. Una es el color: el azul ejerce un efecto tranquilizador.

El psicólogo británico Nicholas Humphrey demostró en un experimento con monos ya clásico que estos preferían entrar en un recinto pintado de azul que en otro de tonos rojos. En el primero, se estabilizaba su presión arterial y disminuía su ritmo respiratorio. Humphrey averiguó, además, que los bebés se calman con más facilidad bajo una luz de esa coloración, lo cual sugiere que algunas de estas sensaciones son innatas.

La neurocientífica Shelley Batts, de la Universidad de Stanford, sugiere, por su parte, que el sonido de las olas se acompasa con nuestra respiración, lo que contribuye en gran medida a relajarnos, y el psicólogo Philippe Goldin, de la Universidad de California en Davis, nos recuerda una interesante relación: el océano, el líquido amniótico y el cerebro tienen, en esencia, una composición similar.

Esta predisposición también explicaría por qué nos quedamos como atontados ante la parsimoniosa danza de los peces que nadan en una pecera o un acuario. Investigadores británicos de las universidades de Plymouth y Exeter y el National Marine Aquarium han comprobado que contemplar este espectáculo también es bueno para la salud: ralentiza el ritmo cardiaco, reduce la tensión arterial y mejora el estado de ánimo.

Audio del sonido del mar